Manejar la Transición de su Hijo/a a la Adultez

Escrito por: Harry S. Margolis and Eric Prichard

Como todo padre de un adolescente sabe, la transición a la adultez presenta oportunidades extraordinarias de crecimiento, reflexión y responsabilidad. El niño/a con necesidades especiales enfrenta todos estos cambios junto con desafíos adicionales que le trae su discapacidad. No es inusual que un niño/a con necesidades especiales tenga un conjunto especializado de cuidadores y organizaciones de apoyo en marcha que le brindan orientación y dirección a través de estos años complicados.  

Sin embargo, en algún punto de la adolescencia temprana del niño/a, la mayoría de las familias se dan cuenta repentinamente de que de los servicios y programas en los que confían para el cuidado de su hijo/a pronto dejarán de estar allí. Serán reemplazados por beneficios radicalmente diferentes, la mayoría de los cuales se pondrá en marcha una vez que el individuo deja el sistema de educación pública, que a menudo brinda la mayoría del cuidado y la estructura diaria del niño/a. Esto puede ocurrir en cualquier momento entre los 18 y 23 años, dependiendo del estado y de las necesidades particulares del niño/a. El manejo de esta transición de los servicios juveniles al cuidado para adultos presenta una de las dificultades y causas de estrés más grandes para los padres de niños con necesidades especiales.

En términos generales, los niños con necesidades especiales y sus familias, generalmente enfrentan cinco tipos interconectados de transiciones entre los 14 y 25 años:


Harry S. Margolis ejerce el derecho para personas de la tercera edad y la planificación para necesidades especiales y es cofundador de la Academia de Planificadores para Necesidades Especiales.

Eric Prichard es un escritor independiente que se enfoca en las necesidades especiales y el derecho de las personas de la tercera edad. También es abogado licenciado de Massachusetts.