Factores de riesgo del síndrome de Down

Los investigadores han encontrado que es más probable para una madre de más edad de tener células reproductoras con una copia extra del cromosoma 21. Así que una madre de más edad es más probable que tenga un bebé con síndrome de Down que una madre joven.

Sin embargo, la mayoría de los bebés con síndrome de Down (aproximadamente 75%) nacen de madres que tienen 35 años o menos. Esto es debido a que las madres mayores tienden a tener menos hijos. (Sólo el nueve por ciento del total de nacimientos ocurren en madres mayores de 35 años, pero alrededor del 25% de los bebés con síndrome de Down nacen de mujeres en este grupo de edad).

La probabilidad de que una mujer menor de 30 años quede embarazada y tendrá un bebé con síndrome de Down es menos de uno de cada 1,000, pero la posibilidad de tener un bebé con síndrome de Down aumenta a 1 de cada 400 para las mujeres que se quedan embarazadas a los 35 años. La probabilidad de síndrome de Down sigue aumentando a medida que aumenta la edad de la mujer, por lo que a los 42 años la probabilidad de que una mujer embarazada tenga un bebé con síndrome de Down es de uno en 60, y a los 49 años la probabilidad es de uno en 12.

Debido a las posibilidades de tener un bebé con síndrome de Down aumenta con la edad de la madre, muchos médicos recomiendan que las mujeres mayores de 35 años tengan prueba prenatal para la condición. Realizar la prueba antes de que el bebé nazca para saber si es probable que padezca síndrome de Down permite a los padres y a las familias prepararse para las necesidades especiales del bebé.

Los padres que ya tienen un bebé con síndrome de Down o que tienen anormalidades en su propio cromosoma 21 también están en mayor riesgo de tener un bebé con síndrome de Down.

Recursos:

National Down Syndrome Society
http://www.ndss.org/